marxismoeducar.cl

        Estás en  Biografías...                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   







Epicuro (341-270 a.n.e.)

Filósofo griego de la época helenística, materialista y ateo. Negaba la intervención de los dioses en las cuestiones del mundo y partía del reconocimiento de la eternidad de la materia, dotada de una fuente interior de movimiento. Dando nueva vida al atomismo de Leucipo y Demócrito, Epicuro introduce en él cambios originales: para aclarar la posibilidad de que choquen los átomos al moverse a una misma velocidad en un espacio vacío, introduce el concepto de «desviación» espontánea (interiormente condicionada) del átomo respecto a la línea recta. Esto constituye la base de una visión más profunda del vínculo existente entre necesidad y casualidad, es un paso adelante en comparación con el determinismo mecanicista de Demócrito. En teoría del conocimiento, Epicuro es sensualista. Las sensaciones son siempre de por sí, veraces, ya que parten de la realidad objetiva; los errores surgen al interpretar las sensaciones, cuyo origen explica Epicuro de manera ingenuamente materialista: de la superficie de los cuerpos parte sin interrupción un torrente de ínfimas partículas, «ídolos», que penetran en los órganos de los sentidos y hacen surgir las imágenes de las cosas. El conocimiento tiene por fin liberar al hombre de la ignorancia y de la superstición, del miedo ante los dioses y la muerte, sin lo cual no es posible la felicidad. En ética, Epicuro fundamenta el goce racional, lo basa en el ideal individualista de evitar los sufrimientos y alcanzar un estado anímico de sosiego y alegría. Lo más sensato, para el hombre, no es la actividad, sino el reposo, la ataraxía. La doctrina materialista de Epicuro ha sido tergiversada por la filosofía idealista (verbigracia, por Hegel).





subir