marxismoeducar.cl

Estás en Biografías...                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 




.

Maxim Alexéievich Antonóvich (1835-1918)

Filósofo materialista ruso, publicista, demócrata, colaborador de Chernishevski y Dobroliúbov. Hijo de sacristán, terminó sus estudios en la Academia religiosa de Petersburgo. Renunció a la carrera eclesiástica y fue colaborador de la revista «El Contemporáneo» (desde 1859). En sus artículos «La filosofía moderna» (1861), «Dos tipos de filósofos modernos» (1861), «Sobre la filosofía de Hegel» (1861), «La unidad de las fuerzas de la naturaleza» (1865) y otros dio expresión a las concepciones materialistas defendidas por «El Contemporáneo». Antonóvich criticaba el apriorismo y agnosticismo de Kant, el hegelianismo (Strájov, Chicherin), el schellingianismo de A. Grigóriev, las ideas idealistas y religiosas de Iurkévich, Gogotski, Kárpov y otros, las teorías eslavófilas, el eclecticismo de Lavrov y de Mijáilovski. Para Antonóvich estaba claro el nexo entre la lucha filosófica y la política. Partiendo del principio antropológico de Feuerbach y de Chernishevski, reclamaba el mejoramiento de las condiciones materiales de vida de los trabajadores, la difusión de la enseñanza y el [19] reconocimiento de las libertades políticas; en lucha contra el liberalismo, fundamentó la necesidad de que se llevaran a cabo transformaciones radicales en las estructuras sociales de Rusia. Partidario de la teoría estética de Chernitshevski, criticaba la teoría del «arte puro». Al ser prohibida la revista (1866), Antonóvich prosiguió la propaganda del materialismo y de los conocimientos científicos en la prensa diaria, aprovechando hábilmente las conquistas de la ciencia natural (trabajos de Séchenov, Darwin, &c.). Escribió un libro titulado Charles Darwin y su teoría (1896). En 1909, atacó al «viejotsvo», exhortando a restablecer las tradiciones de la crítica literaria de la década de 1860 (de Chernishevski y otros). Aunque fue propagandista y defensor de los resultados obtenidos por el materialismo en las ciencias naturales y de las ideas democráticas, a veces simplificaba y vulgarizaba las de sus maestros; sus concepciones no eran tan consecuentes como las de los demócratas revolucionarios. Su materialismo, pese a contener algunos elementos de dialéctica, siguió siendo contemplativo, metafísico. A menudo los juicios de valor que formulaba acerca de las obras artísticas respondían a sus gustos personales y caía en el subjetivismo. En la nueva situación en que se encontraba Rusia, no resultó capaz de desarrollar los principios expuestos por los fundadores del democratismo revolucionario. Antonóvich simpatizaba con el marxismo, pero no lo comprendió. Poco a poco fue abandonando la actividad político-social y literaria para dedicarse a las ciencias naturales.


subir