marxismoeducar.cl

        Estás en  Conceptos...                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   






Carácter

Conjunto de peculiaridades psíquicas estables del hombre; depende de la actividad del individuo y de sus condiciones de vida, y se manifiesta en la manera de obrar. Conociendo el carácter de un hombre, es posible prever de qué modo éste se va a comportar en determinadas circunstancias y, por ende, orientar la conducta formando, en el individuo cualidades valiosas para la sociedad. El carácter se pone de relieve en la manera como el hombre, procede consigo mismo y con los demmás, en la manera de cumplir lo que se le encarga y en la manera de tratar las cosas. Donde se revela con mayor plenitud, es en la práctica social y de trabajo, en el sistema de los actos del individuo, imprimiendo su sello en toda la conducta del mismo. El carácter es de naturaleza psicológico-social, es decir depende de la concepción que la persona [59] tiene del mundo, del saber y de la experiencia acumulados, de los principios morales aprehendidos, de la dirección que otros individuos ejerzan y de la activa interinfluencia que con ellos la persona dada establezca. El carácter no es innato, se forma en el ambiente que crea la actividad del hombre, y depende de la educación.

 

Carácter concreto de la verdad

Propiedad de la verdad; tiene su base en la estimación y generalización de las condiciones concretas de existencia de tal o cual fenómeno, de la dependencia en que la verdad se halla respecto a determinadas condiciones de lugar y tiempo, a sistemas de referencia y unidades de medida, &c. Así, no se puede establecer la veracidad o la falsedad de tales o cuales proposiciones si no se comunica qué condiciones se han tenido en cuenta al formularlas. La proposición «En algunos países existe una auténtica democracia» carece de sentido fuera de su contexto. Ahora bien, si se enuncia refiriéndola, por ejemplo, a un país socialista, será verdadera. En cambio, si se enuncia aplicándola a los Estados Unidos o a la Alemania Occidental, será falsa. De manera análoga, la proposición «La suma de los ángulos internos de un triángulo es igual a dos rectos» es verdadera sólo en la geometría euclidiana, pero es falsa, por ejemplo, en la de Lobachevski. Resulta, pues, que no existe la verdad abstracta, la verdad siempre es concreta. El enfoque histórico-concreto, la estimación de las condiciones de lugar y tiempo adquieren especial importancia al analizar el desarrollo social, en el que constantemente surgen nuevos fenómenos, el proceso de desarrollo se efectúa de manera desigual y posee, además, sus rasgos específicos en cada país.

 

Carácter, en Arte

Encarnación artística de las particularidades sociales, psíquicas y de otra clase del héroe de la obra, particularidades que expresan el tipo humano y se ponen de manifiesto en la imagen individual de los actos. Para el arte realista, adquiere singular importancia la fiel reproducción de los «caracteres típicos en las circunstancias típicas» que rodean a las personas y las obligan a actuar de una manera determinada. Los caracteres típicos, en el arte, son hombres concretos en su desarrollo peculiar, complejo y contradictorio. El arte también exige del artista la determinación estética de cada uno de los caracteres por él creados.

 

Carácter no contradictorio

Es uno de los requisitos fundamentales que se presentan al saber; consiste en que, en el marco de una teoría, no pueden ser inferibles al mismo tiempo cierta proposición P y su negación –P. La infracción de tal exigencia conduce a la destrucción de la teoría, pues en ésta resulta posible demostrar cualquier proposición. La ley dialéctica sobre la unidad y lucha de contrarios –ley que impone se descubran las contradicciones objetivas de todo desarrollo– y el requisito de que el saber no sea contradictorio no se excluyen recíprocamente. La tesis acerca del carácter lógico no contradictorio concierne a la manera de representar el saber y significa que nuestros pensamientos y raciocinios han de ser consecuentes y hallarse exentos de contradicciones (Ley de contradicción. Carácter no contradictorio de la teoría axiomática).

 

Carácter no contradictorio de la teoría axiomatica

Requisito presentado a cualquier teoría axiomática; según dicho requisito, en el marco de una teoría dada no pueden ser al mismo tiempo inferibles cierta proposición P y su negación –P. Dada la diferencia que existe entre los aspectos sintáctico y semántico de las teorías axiomáticas (Método axiomático) esta exigencia de no contradicción se formula de dos maneras: la teoría no es sintácticamente contradictoria si en ella no resultan al mismo tiempo inferibles cierta proposición y la que la niegue; la teoría no es semánticamente contradictoria si posee por lo menos un modelo, es decir, cierta zona de objetos que satisfaga la teoría en cuestión. De todos los requisitos presentados a las construcciones axiomáticas (Completitud de la teoría axiomática, Independencia de los axiomas, &c.), el de que no exista contradicción es el fundamental: su infracción liquida la teoría, pues en ésta resulta posible demostrar cualquier tesis.

 

Carácter popular del arte

Categoría estética que expresa y generaliza un conjunto de diversas relaciones entre el arte y el pueblo, las cuales se manifiestan, ante todo, en el hecho de que el auténtico arte encarna de manera directa o indirecta los ideales estéticos del pueblo, la concepción que éste tiene de la justicia y de la [60] belleza, el «pathos» de la lucha revolucionaria del pueblo por la libertad y la felicidad. El carácter popular del arte es un concepto histórico; su contenido está determinado por las condiciones concretas y las etapas del desarrollo de la sociedad, por el lugar y el papel que en él desempeña el arte. Según palabras de Gorki, el pueblo es el primer artista en el tiempo, y también por la belleza y genialidad de la obra, es el auténtico forjador de la cultura mundial. La creación artística constituye una importante esfera de actividades de las masas trabajadoras. La obra colectiva del pueblo es la base y el venero permanente del arte profesional; de ella extraen temas, ideas e imágenes las mejores obras artísticas. A diferencia de las corrientes formalistas y naturalistas, el arte realista tiene como rasgo distintivo fundamental el carácter popular. Dicho carácter se revela en el hecho de que la obra artística se empapa de sabiduría popular y refleja la lucha del pueblo por su liberación. Todos los grandes artistas pertenecen al pueblo, pues con su obra –a veces sin darse cuenta de ello– ayudan a las masas en su lucha. «El arte pertenece al pueblo. Con sus profundísimas raíces, ha de hundirse en la entraña misma de las amplias masas de trabajadores. Ha de ser comprensible... para las masas y querido por ellas»; esta idea de Lenin constituye uno de los principios fundamentales del arte socialista. La tesis de la estética marxistaleninista acerca de la unidad del carácter popular del arte y su espíritu de partido ha encontrado profunda y polifacética elucidación en diversas decisiones del C.C. del P.C.U.S. En el Pleno de junio (1963) del C.C. del P.C.U.S., se subrayó una vez más que el arte soviético se crea para el pueblo, está llamado a animar e inspirar a millones de personas en la edificación de una nueva sociedad uniendo la voluntad y el entendimiento de las masas.





subir