marxismoeducar.cl

        Estás en  Conceptos...                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   







Formas del movimiento de la materia

Tipos básicos de movimiento e interacción de los objetos materiales. En la clasificación científica de las formas del movimiento, es necesario tener en cuenta: 1) lo específico de los objetos materiales, portadores del movimiento; 2) la existencia de leyes generales para la forma dada de movimiento; 3) las leyes del desarrollo histórico de la materia y del movimiento desde las formas más simples hasta las más complejas. En concordancia con estas exigencias y datos de la ciencia moderna, se establecen tres grupos principales de formas del movimiento de la materia: 1) naturaleza inorgánica; 2) naturaleza viva; 3) sociedad. En cada uno de los grupos, se da una multiplicidad de formas de movimiento de la materia, lo cual se debe a que ésta es inagotable. Pertenecen a las formas del movimiento de la materia en la naturaleza inorgánica el desplazamiento espacial de los cuerpos; el movimiento de las partículas «elementales» y de los campos electromagnéticos, gravitatoríos; las interacciones nucleares, los procesos de transmutación de las partículas «elementales» y otros; el movimiento y la transformación de átomos y moléculas, que comprende la forma química del movimiento de la materia; los cambios de estructura de los cuerpos microscópicos –procesos térmicos, cambio de estados de agregación, oscilaciones sonoras, &c.; el cambio de sistemas cósmicos de distintos órdenes– de planetas, estrellas, galaxias, &c-. En la naturaleza viva las formas del movimiento de la maleria son las múltiples manifestaciones de la vida: metabolismo, conexiones funcionales en los organismos, procesos de reflejo de las condiciones exteriores, relaciones en el interior de las especies y entre ellas, interacción de toda la bíosfera con la naturaleza inorgánica en la Tierra. En la naturaleza viva, existen sistemas íntegros de diversa complejidad: virus y bacterias, organismos unicelulares y pluricelulares, múltiples especies vegetales y animales, y, finalmente, toda la biosfera. En el marco de las manifestaciones generales de la vida, a cada grupo le son inherentes formas [195] específicas del movimiento de la materia, cuyas leyes están determinadas por la estructura y el funcionamiento de los sistemas. Las formas sociales del movimiento de la materia incluyen las diversas manifestaciones de la actividad del hombre: el desarrollo de las fuerzas productivas y de las relaciones de producción, de clase, estatales, nacionales y de otro tipo; el proceso de la cognición del mundo, &c. Las formas superiores del movimiento de la materia surgen, históricamente, a partir de las formas relativamente inferiores y las contienen, transformadas, en consonancia con la estructura y con las leyes de desarrollo del sistema más complejo. Entre ellas existe unidad e influencia recíproca. Pero las formas superiores del movimiento de la materia son cualitativamente distintas de las inferiores y no pueden reducirse a éstas. El descubrimiento de la correlación entre las formas del movimiento de la materia es de importancia inmensa para comprender el desarrollo de la naturaleza, para llegar a conocer la esencia de los fenómenos complejos y para dirigirlos prácticamente.




subir