marxismoeducar.cl

        Estás en  Biblioteca...                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   







V. I. Lenin

ULTIMATUM DE LA MAYORIA DEL CC DEL POSD(b) DE RUSIA A LA MINORIA


Escrito: El 3 (16) de noviembre de 1917
Fuente: V. I. Lenin, Obras escogidas (3 tomos), Editorial Progreso, Moscú, 1985, t. 2, págs. 502-503.
Primera edición: 1922 en el núm. 7 de la revista Proleárskaya Revolutsia.
Edición electrónica: Marxists Internet Archive, enero de 2000.
Digitalización y HTML: Juan R. Fajardo, dic. de 1999/ene. de 2000.


 

La mayoría del CC del POSD (bolchevique) de Rusia, que aprueba íntegramente la política seguida hasta el momento actual por el Consejo de Comisarios del Pueblo, considera indispensable dirigir a la minoría del CC la siguiente declaración categórica.

La política de nuestro partido en el momento actual está determinada en la resolución propuesta por el camarada Lenin y aprobada ayer, 2 de noviembre, por el CC*. Esta resolución define como traición a la causa del proletariado todo intento de imponer a nuestro partido la renuncia al poder, por cuanto el Congreso de los Soviets de toda Rusia, en nombre de millones de obreros, soldado~ y campesinos, entregó ese poder a lós representantes de nuestro partido sobre la base de nuestro programa. Esta línea fundamental de nuestra táctica, derivada de toda nuestra lucha contra los conciliadores y que nos sirvió de guía en la insurrección contra el Gobierno Kerenski, constituye hoy la esencia revolucionaria del bolchevismo y es aprobada de nuevo por el CC, siendo obligatoria de modo absoluto para todos los miembros del partido y, en primer lugar, para la minoría del CC.

Sin embargo, los representantes de la minoría, tanto antes de la reunión del CC celebrada ayer como después de ella, han seguido y siguen una política claramente enfilada contra la línea fundamental de nuestro partido, política que desmoraliza nuestras propias filas sembrando vacilaciones en un momento en que es necesaria la mayor firmeza e inflexibilidad.

Así, en la sesión de ayer del Comité Ejecutivo Central, el grupo bolchevique, con la participación directa de los miembros del CC pertenecientes a la minoría, votó abiertamente contra el acuerdo del CC (en la cuestión de la representación numérica y personal de nuestro partido en el gobierno). Tan inaudita infracción de la disciplina, cometida por miembros del CC a espaldas del CC después de muchas horas de debates en el CC -debates provocados por esos mismos representantes de la oposición-, hace evidente para nosotros que la oposición se propone vencer por cansancio a las instituciones del partido, saboteando la labor de éste en un momento en que su destino y el de la revolución depende del desenlace inmediato de esa labor.

No podemos ni queremos contraer la responsabilidad por ese do de cosas.

Al dirigir la presente declaración a la minoría del CC, exigimos una respuesta categórica por escrito a la pregunta de si la minoría se compromete a someterse a la disciplina del partido y a aplicar la politica formulada en la resolución del camarada Lenin que ha aprobado el CC.

En caso de que la respuesta a esta pregunta sea negativa o vaga, nos dirigiremos inmediatamente al Comité de Petrogrado, al Comité de Moscú, al grupo bolchevique del Comité Ejecutivo Central, a la Connferencia de la ciudad de Petrogrado y al congreso extraordinario del partido, proponiéndoles la siguiente alternativa:

O el partido encarga a la oposición actual de formar un nuevo poder junto con sus aliados, en nombre de los cuales la oposición sabotea ahora nuestro trabajo, en cuyo caso nos consideraremos absolutamente libres con relación a ese nuevo poder, que no puede roporcionar nada más que vacilaciones, impotencia y caos.

O el partido -cosa que no dudamos- aprueba la única línea revolucionaria posible, expresada en la resolución que aprobó ayer el CC, en cuyo caso el partido deberá proponer enérgicamente a los representantes de la oposición que lleven su labor desorganizadora fuera de nuestra organización de partido. No hay ni puede haber otra salida. Es claro que la escisión sería un hecho lamentable en extremo. Pero la escisión honrada y pública es hoy incomparablemente mejor que el sabotaje interno, el torpedeamiento de las propias resoluciones, la desorganización y la postración. En todo caso, no dudamos ni un momento de que el sometimiento de nuestras discrepancias (que son, en lo fundamental, una repetición de nuestras discrepancias con los grupos de Nóvaya Zhizn y de Mártov) al veredicto de las masas asegurará a nuestra política el apoyo incondicional y abnegado de los obreros, soldados y campesinos revolucionarios y condenará en brevísimo plazo a la oposición vacilante al aislamiento fruto de la impotencia.




* Véase la Resolución del CC del POSD(b) sobre la oposición en el seno del CC del 2 (15) de noviembre de 1917, publicada en el T. 35, pp. 44-46 de las Obras de Lenin.


subir