marxismoeducar.cl

        Estás en  Biografías...                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   







Rosa Luxemburgo

(1871-1919)



Revolucionaria alemana


Nació el 5 de marzo de 1871 en Polonia (Rusia). Abandonó Polonia a consecuencia de la persecución de la policía polaca en 1889. Contrajo matrimonio en 1895 con Gustav Lübeck para adquirir la nacionalidad alemana. Cuatro años después emigró a Zurich, ciudad donde estudió ley y economía política. Formó, junto al político alemán Karl Liebknecht, la liga de Spartacus, que se convirtió más adelante en el Partido Comunista Alemán. Es en esa época cuando el movimiento socialdemócrata alemán se divide en dos tendencias principales, la reformista y la revolucionaria. En esos años Rosa publica bastantes artículos en la prensa socialdemócrata, convirtiéndose en redactora del periódico teórico marxista "Neue Zeit". Además toma parte en numerosos mítines y reuniones populares.
Fue sentenciada (1903-1904) a nueve meses de prisión acusada de "insultar al Kaiser". Participó directamente en la revolución de 1905 en Polonia. La revolución fracasó. Se habían prohibido los mítines y los diarios de los trabajadores fueron suprimidos. En marzo de 1906 fue arrestada y encarcelada en Varsovia durante cuatro meses, primero en la prisión común y luego en un fuerte. Es puesta en libertad y expulsada a su país ya que no contaba con una buena salud, además de por poseer la nacionalidad alemana. En 1906, sintetizó sus experiencias y opiniones sobre esta materia en "Huelga de masas, partido y sindicatos", que sirvió de punto de arranque para las discusiones acaloradas en el Congreso de 1906 del SPD, en Mannheim.
Un año después, participó en el Congreso Socialista Internacional celebrado en Stuttgardt, en el que interviene en nombre del partido ruso y polaco.
En 1914 estalla la Iª Guerra Mundial, y llega el apoyo unánime del grupo parlamentario socialdemócrata alemán a los créditos de guerra que permitieron a la burguesía alemana lanzarse a la guerra, así que la oposición interna en el SPD inició una gran actividad, difundiendo centenares de miles de folletos y octavillas que llegaron a movilizar a la población.
Es de nuevo arrestada el 20 de febrero, esta vez acusada de incitar a los soldados a la rebelión. En el juicio la acusada se convierte en acusadora. Se la sentencia a un año de prisión y al salir del tribunal fue de inmediato a un mitin popular en el que repite su revolucionaria propaganda antibélica.
El 12 de octubre de 1914, escribe una carta al socialista K. Mohr, en la que expresa claramente que en su opinión en el SPD se habían formado dos bloques, por un lado los "que, hablando con propiedad, forman parte del campo de la burguesía y constituyen como máximo un partido obrero reformista con fuerte influencia nacionalista", y por otro, "aquellos que no quieren renunciar a la lucha de clases y al internacionalismo".

Durante su estancia en la cárcel, Rosa escribió "La Crisis de la Socialdemocracia" donde demuestra que la guerra no tiene un carácter defensivo frente al zarismo ruso sino que es una guerra imperialista consecuencia de un determinado grado de desarrollo del capitalismo internacional. El 3 de agosto el grupo parlamentario socialdemócrata, que contaba en esos momentos con 111 diputados, decide apoyar la concesión de los créditos de guerra que pide el gobierno del Kaiser, con tan sólo 15 votos en contra. Un día después los parlamentarios socialdemócratas que se oponen a los créditos deciden acatar la disciplina de voto del grupo. Esta decisión del partido fue un golpe muy dura para Rosa. El mismo día que los diputados socialdemócratas apoyaban las ansias expansionistas de la burguesía alemana, un pequeño grupo de socialistas se reúne en su casa y deciden emprender la lucha contra la guerra.
Ya en 1916 se produce la ruptura en la fracción parlamentaria del SPD, que acabaría llevando a la escisión del partido en enero de 1917 con la fundación, el 6 de abril, del USPD (Socialdemócratas Independientes).

En 1918 estalla la revolución en Alemania. El 28 de enero se declara la huelga general y se inicia la formación de los Consejos de Obreros. El 31 de enero la huelga es prohibida y se declara el Estado de Sitio, extendiéndose la represión.
En marzo son encarcelados Rosa Luxemburgo, Leo Jogiches y otros militantes espartaquistas que difundían propaganda revolucionaria en el Ejército. Son puestos en libertad el 8 de noviembre. Ese día se extiende la revolución y la formación de Consejos de Obreros a Oldenburg, Rostock, Magdeburg, Halle, Leipzig, Dresden, Chemitz, Düsseldorf, Farnkfurt, Stuttgart, Darmstadt y Nürnberg.

El 15 de enero Rosa de Luxemburgo y Liebknecht son asesinados. El movimiento revolucionario es duramente reprimido. Rosa Luxemburgo es maltratada en el Hotel Eden, asesinada (un soldado le destroza el cráneo con la culata de su fusil) y arrojado su cadáver a un canal.
El 31 de mayo es encontrado el cadáver de Rosa Luxemburgo y el entierro se celebra el 13 de junio





subir