marxismoeducar.cl

        Estás en  Biblioteca...                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   


[FORMAS DE MOVIMIENTO DE LA MATERIA.

CLASIFICACION DE LAS CIENCIAS]

 

*

 

Causa finalis [causa última]: la materia y el movimiento inherente a ella. Esta materia  no es ninguna abstracción. Ya en el sol vemos cómo aparecen las diferentes sustancias disociadas e indistintas en cuanto a sus efectos. Pero, en la bola de gas de la nebulosa, todas las sustancias, aun cuando existan separadas, desapareciendo como tales en la pura materia, actúan solamente en cuanto materia, no con sus propiedades específicas.

 

(Por lo demás, ya en Hegel nos encontramos con que la contraposición entre  causa  efficiens  (causa eficiente) y  causa  finalis se supera en la acción mutua).1

 

*

 

Materia primigeni.2 "La concepción de la materia como lo originario y de por sí carente de forma es muy antigua y ya la encontramos en los griegos, primeramente bajo la forma mítica del caos, concebido como la base informe del universo existente" (Hegel, Enciclopedia, I, pág. 258).3 Con este caos volvemos a encontrarnos en Laplace, y sobre poco más o menos en la nebulosa, en la que se nos presenta también solamente un  comienzo  de forma. Después viene la diferenciación.

 

*

 

Generalmente, se acepta que la  gravedad  constituye la determinación más general de la materialidad. Lo que vale tanto como decir que la atracción es una propiedad necesaria de la materia, pero no así la repulsión. Pero atracción y repulsión son tan inseparables la una de la otra como lo positivo y lo negativo, razón por la cual podemos ya predecir, partiendo de la dialéctica, que la verdadera teoría de la materia asignará a la repulsión un lugar tan importante como a la atracción y que una teoría de la materia basada simplemente en la atracción es falsa, insuficiente, a medias. Existen, en realidad, bastantes fenómenos que así lo demuestran. No es posible prescindir del éter, aunque sólo sea por razón de la luz. ¿Es el éter algo material? Si  existe, tiene que ser algo material, entrar  en  el  concepto  de  materia.  Pero  carece  de  gravedad.  Se

207


208

concede que las colas de los cometas tienen un carácter material. Revelan una poderosa fuerza de repulsión. El calor, en el gas; engendra repulsión, etc.4

 

*

 

Atracción y gravitación.5 Toda la teoría de la gravitación descansa sobre la tesis de que la atracción es la esencia de la materia. Afirmación necesariamente falsa. Donde existe atracción, tiene que complementarla necesariamente la repulsión. De ahí que ya Hegel afirme con toda exactitud que la esencia de la materia es la atracción y la repulsión.6 Y, en efecto, va imponiéndose cada vez más la necesidad de comprender que la desintegración de la materia llega a un límite en que la atracción se trueca en repulsión y, a la inversa, la condensación de la materia repelida a otro en que se convierte en atracción.7

 

*

 

En Hegel, el trueque de la atracción en repulsión presenta un carácter místico, pero, en cuanto al fondo del problema, Hegel se anticipa a los descubrimientos posteriores de las ciencias naturales. Ya en el gas encontramos la repulsión de las moléculas, y más aún [en] la materia sujeta a una división todavía más fina, por ejemplo en las colas de los cometas, donde desarrolla incluso una fuerza enorme. Hegel se muestra genial hasta en el hecho de considerar la atracción como lo secundario, derivado de la repulsión, viendo en ésta lo anterior: un sistema solar sólo se forma mediante el gradual predominio de la atracción sobre la repulsión, que originariamente predominaba. Extensión por medio del calor  =  repulsión. Teoría cinética del gas.8

 

*

 

Divísibilidad de la materia.9  Este problema es indiferente para la ciencia. Sabemos que en química existe un determinado límite de divisibilidad más allá del cual los cuerpos ya no pueden actuar químicamente -el átomo- y que varios átomos se combinan siempre para formar la molécula. Y lo mismo en física: también aquí nos vemos obligados a admitir desde el punto de vista de las consideraciones físicas- partículas ya indivisibles, cuya estratificación condiciona la forma y la cohesión de los cuerpos, cuyas vibraciones se manifiestan en el calor, etc. Pero nada sabemos, hasta ahora, de si la molécula física y la química son idénticas o diferentes.


209

Hegel sale del paso ante este problema con excesiva facilidad al decir que la materia es ambas cosas, divisible y continua, y al mismo tiempo, ninguna de las dos,10 lo que no es ninguna respuesta, pero que hoy se halla casi demostrado (véase pliego 5, 3, infra: Clausius),11

 

*

 

Divisibilidad. Los mamíferos son indivisibles, el reptil puede emitir una pata. -Las ondas del éter son divisibles y mensurables hasta lo infinitamente pequeño.- Todo cuerpo es, prácticamente, divisible, dentro de ciertos límites, por ej. en la química.12

*

"Su esencia (la del movimiento) está en ser la unidad inmediata del espacio y el tiempo..., no hay movimiento sin tiempo y espacio; la velocidad, la cantidad de movimiento, es el espacio en proporción al tiempo determinado que ha transcurrido" ([Hegel], Filosofía de la Naturaleza, pág. 65.)13  "... Espacio y tiempo se hallan llenos de materia... Y así como no hay movimiento sin materia, no hay tampoco materia, sin movimiento" (pág. 67).14

*

La indestructibilidad del movimiento, en el principio de Descartes, según el cual en el universo se conserva siempre la misma cantidad de movimiento. Los naturalistas expresan esto de un modo imperfecto, llamándolo la "indestructibilidad de la fuerza". También es insuficiente la expresión puramente cuantitativa de Descartes: el movimiento en cuanto tal, en cuanto manifestación esencial o forma de existencia de la materia, indestructible como esta misma: en ello va implícito lo cuantitativo. También en esto se ven, por tanto, confirmadas las ideas del filósofo, al cabo de doscientos años de investigación de la naturaleza."15

 

*

Indestructibilidad del movimiento.16 Un bonito pasaje, en Grove, págs. 20 ss.17

 

*

Movimiento y equilibrio.l8 El equilibrio, inseparable del movimiento.* En el movimiento de los cuerpos cósmicos, se da el movimiento en el equilibrio y el equilibrio en el movimiento (relativo). Pero todo movimiento específicamente relativo, es decir, aquí,  todo  movimiento  propio de  cuerpos sueltos sobre un cuerpo

 

* Encima de esta línea, en la parte de arriba de esta hoja del manuscrito, aparece escrito a lápiz: "Equilibrio  =  predominio de la atracción sobre la repulsión." (N. del ed.)


210

cósmico en movimiento, tiende a la quietud relativa, al equilibrio. La posibilidad de la quietud relativa de los cuerpos, la posibilidad de estados temporales de equilibrio, es condición esencial para la diferenciación de la materia y, por tanto, de la vida. En el sol no se da equilibrio alguno de las distintas sustancias, sino solamente de la masa en su totalidad, o se da solamente un equilibrio muy pequeño, condicionado por importantes diferencias de densidad; en la superficie, eterno movimiento e inquietud, disociación. En la luna parece reunir exclusivamente el equilibrio, sin ningún movimiento relativo: muerte (luna  =  negatividad). En la tierra, el movimiento se ha diferenciado en el cambio de movimiento y equilibrio: todo movimiento suelto tiende al equilibrio, y la masa del movimiento se sobrepone nuevamente al equilibrio. La roca se halla en quietud, pero la intemperie y la acción de las olas del mar, de los ríos y de los glaciares se encargan de destruir constantemente ese equilibrio. La evaporación y la lluvia, el viento y el calor, los fenómenos eléctricos y magnéticos brindan el mismo espectáculo. Finalmente, en el organismo vivo observamos el movimiento constante tanto de las partículas más pequeñas como de los órganos grandes, que, durante el período normal de la vida, dan como resultado el equilibrio continuo de todo el organismo, el cual se mantiene, sin embargo, constantemente en movimiento, como unidad viva de movimiento y equilibrio.

 

Todo equilibrio es puramente relativo y temporal.

 

*

 

1) Movimiento de los cuerpos celestes. Equilibrio aproximado de atracción y repulsión en el movimiento.

2) Movimiento en un cuerpo celeste. Masa. En la medida en que el movimiento responde a causas puramente mecánicas, también equilibrio. Las masas, en quietud sobre sus fundamentos. En la luna, esta quietud es, al parecer, casi completa. La atracción mecánica ha superado a la repulsión mecánica. Desde el punto de vista de la mecánica pura, no sabemos qué se ha hecho de la repulsión, y la mecánica pura no explica tampoco de dónde provienen las "fuerzas" con las que, sin embargo, en la tierra por ejemplo, se mueven las masas contra la gravedad. Esa mecánica se atiene sencillamente a los hechos como a algo dado. Aquí, por tanto, sólo vemos que el movimiento de repulsión, el desplazamiento que aleja a los cuerpos de lugar, se comunica de una masa a otra, siendo iguales la atracción y la repulsión.

3) Pero la enorme masa de todo el movimiento sobre la tierra es  la  transformación  de  una  forma  de movimiento  en  otra   -del


211

movimiento mecánico en calor, en electricidad, en movimiento químico- y de cada una en la otra; por tanto, o bien 19 trueque de la atracción en repulsión, del movimiento mecánico en calor, en electricidad, disociación química (el trueque es la conversión en calor del movimiento mecánico originariamente ascendente, y no del descendente, pues esto no pasa de ser una apariencia) [-o trueque de la repulsión en atracción].

4) Toda la energía que hoy actúa sobre la tierra es calor solar transformado.20

 

Movimiento mecánico.21 Los naturalistas consideran siempre el movimiento como algo evidentemente igual al movimiento mecánico, al desplazamiento de lugar. Esta manera de ver, heredada del siglo XVIII, anterior a la química, entorpece mucho la clara concepción de los procesos. El movimiento, aplicado a la materia, es cambio en general. A la misma falsa concepción responde también la furia con que se quiere reducir todo a movimiento mecánico, y ya Grove "se inclina considerablemente a pensar que las demás manifestaciones de la materia... están reconocidas o serán reconocidas a la postre... como modalidades de movimiento" (pág. 16),22 lo que embrolla el carácter específico de las otras formas del movimiento. Esto no quiere decir que cada una de las formas superiores de movimiento no se halle siempre y necesariamente unida a un movimiento realmente mecánico (externo o molecular), exactamente lo mismo que las formas superiores de movimiento producen simultáneamente otras y como la acción química no puede darse sin un cambio de temperatura o un cambio eléctrico, la vida orgánica sin un cambio mecánico, molecular, químico, eléctrico, térmico, etc. Pero la presencia de estas formas accesorias no agota nunca la esencia de la que en cada caso es la forma principal. No cabe duda de que podemos "reducir" experimentalmente el pensamiento a los movimientos moleculares y químicos del cerebro, ¿pero acaso agotamos con ello la esencia del pensamiento?

 

*

 

Dialéctica de las ciencias naturales:23 su objeto: la materia en movimiento. A su vez, los diferentes tipos y formas de materia sólo pueden conocerse por medio del movimiento; solamente en éste se revelan las cualidades de los cuerpos, pues de un cuerpo que no se mueve no puede decirse nada. La contextura de los cuerpos que se mueven se desprende, pues, de las formas del movimiento.

 

1) La primera y más simple forma de movimiento es el movimiento mecánico, el simple desplazamiento de lugar.


212

a) El movimiento de un cuerpo solo no existe, sólo se da relativamente [hablando].24

b) Movimiento de cuerpos separados: trayectoria, astronomía  -equilibrio aparente- termina siempre en  contacto.

c) Movimiento de cuerpos que se tocan, en relación los unos con los otros - presión. Estática. Hidrostática y gases. La palanca y otras formas de la mecánica propiamente dicha, todas las cuales, bajo sus formas más simples de contacto, se reducen a la fricción y el choque, que sólo difieren entre sí en cuanto al grado. Pero la fricción y el choque, in fact [de hecho] contacto, producen también otros efectos, que los naturalistas no señalan aquí: producen, en ciertas circunstancias, sonido, calor, luz, electricidad, magnetismo.

2) Estas diversas fuerzas (exceptuando el sonido) -física, de los

cuerpos celestes-

a) se convierten las unas en las otras y se complementan mutuamente, y

b) mediante cierto desarrollo cuantitativo de cada fuerza, desarrollo que difiere para cada cuerpo, al aplicarse a los cuerpos, ya se trate de cuerpos químicamente compuestos o de varios químicamente simples, se producen cambios químicos, y entramos en el campo de la química. Química de los cuerpos celestes. La cristalografía, parte de la química.

3) La física debía o podía pasar por alto el cuerpo orgánico vivo, pero la química encuentra en la investigación de las síntesis orgánicas la clave real para llegar a comprender la verdadera naturaleza de los cuerpos más importantes y presupone, por otra parte, cuerpos que sólo se dan en la naturaleza orgánica. Aquí, la química conduce a la vida orgánica y se ha desarrollado ya lo bastante para poder asegurarnos que  solamente ella nos explicará los tránsitos dialécticos que se operan en el organismo.

4)Pero el tránsito  real  se opera en la historia -del sistema solar,de la tierra, que es la premisa  real  de la naturaleza orgánica-.

5) Naturaleza orgánica.

 

*

 

La  clasificación  de  las  ciencias, cada una de las cuales analiza una forma específica de movimiento o una serie de formas de movimiento coherentes y que se truecan las unas en las otras, es, por tanto, la clasificación, la ordenación en su sucesión inherente, de estas mismas formas de movimiento, y en ello reside su importancia.

*

 

A fines del  siglo  pasado  [XVIII], después de los materialistas


213

franceses,que eran predominantemente mecanicistas, se manifestó la necesidad de  resumir enciclopédicamente  todas las ciencias naturales de la vieja escuela de Newton y Linneo, y a esta tarea se entregaron dos de los hombres más geniales,  St. Simon (que no le dio cima)  y  Hegel. Hoy completada ya en sus rasgos fundamentales la nueva concepción de la naturaleza, se hace sentir la misma necesidad y se observan intentos encaminados en el mismo sentido. Pero ahora se ha demostrado que en la naturaleza existe una cohesión evolutiva general, por lo cual ya no basta la simple trabazón externa, como tampoco bastan las transiciones dialécticas artificiosamente construidas por Hegel. Ahora, las transiciones tienen que operarse por sí mismas, tienen que ser transiciones naturales. Así como una forma de movimiento se desarrolla partiendo de otra, así también tienen que brotar de un modo necesario, una de la otra, sus imágenes reflejas, las diferentes ciencias.25

*

Cómo Comte no pudo ser el autor de su clasificación enciclopédica de las ciencias naturales, que había copiado de St. Simon, lo demuestra ya el solo hecho de que no tuviera [en] él otra finalidad que la de ordenar los medios y los planes de enseñanza, conduciendo con ello a la insensata enseñanza integral, en la que se agota siempre una ciencia antes de asomarse siquiera a la otra y en la que se exagera matemáticamente hasta el absurdo una idea en el fondo acertada.26

*

La división hegeliana (la originaria) en mecanismo, quimismo y organismo27 era completa para su tiempo. Mecanismo: el movimiento de masas; quimismo: el movimiento molecular (pues aquí se incluía también la química, y ambas, física y química, pertenecen al mismo orden) y el movimiento atómico; organismo: el movimiento de los cuerpos, en el que ambos son inseparables. El organismo es, en efecto, sin duda alguna,  la unidad superior , que agrupa en un todo la mecánica, la física y la química, y en la que la trinidad es inseparable. En el organismo, el movimiento mecánico es producido directamente por los cambios físicos y químicos, por la nutrición, la respiración, la secreción, etc., 1o mismo que por el puro movimiento muscular.

Cada grupo es, a su vez, doble.

Mecánica: 1) celeste, y 2) terrestre.

Movimiento molecular: 1) física, y 2) química.

Organismo: 1) planta, y 2) animal.

*

Fisiografía.28  Después de pasar de la química a la vida, hay que desarrollar, ante todo, las condiciones en que la vida ha surgido


214

y existe, comenzando por la geología, tras la cual vienen la meteorología y todo lo demás. Luego se estudian las diferentes formas de vida mismas, las cuales serían, en rigor, incomprensibles sin lo anterior.

*




subir